¿Vacaciones? ¡Seguridad al alcance de todos!

0
133

Se acerca el verano y son muchas las familias que dejan sus hogares para pasar al menos unas semanas fuera del hogar, hay quien va al mar, a la montaña o visitan otras ciudades. Lo cierto es que, lamentablemente, los tiempos han cambiado y aunque a veces se pueda confiar en los vecinos, tomar previsiones de seguridad en el hogar, nunca está demás, especialmente para proteger las zonas más vulnerables: las ventanas, las puertas, las entradas, jardines o zonas exteriores si los hubiese, cantinas. No todos pueden permitirse contratar empresas de seguridad, pero afortunadamente hay opciones al alcance de la mano.

Sistemas de alarma y cámaras de seguridad

Aunque se puede recurrir a sistemas de alarma vecinal, que se ocupen de detectar vehículos extraños merodeando la calle y alertar de situaciones irregulares a los demás, nadie puede estar patrullando las 24 horas del día. Además, en la época de la domótica, hay soluciones de monitoreo que incorporan funciones de inteligencia artificial y reconocimiento biométrico para la seguridad de los habitantes de la casa, y que son sencillas de instalar, incluso en las estructuras ya existentes.

Otra opción es instalar cámaras de seguridad para visualizar los puntos vulnerables de la casa, especialmente si se vive en zonas que no son demasiado pobladas. Existen sistemas de video vigilancia que hacen posible la sincronización con los dispositivos inteligentes, por lo que los propietarios pueden tener bajo control sus casas desde cualquier lugar del mundo.

Reforzar los puntos vulnerables

Se pueden cambiar las cerraduras para proteger las puertas, o sustituir las puertas mismas por otras blindadas o acorazadas, si son muy viejas. En el caso de las ventanas, se puede optar por vidrios dobles o por colocar persianas sólidas y seguras, que son opciones menos agresivas desde el punto de vista visual, valga la redundancia, respecto a la instalación de barrotes, por ejemplo. Y, aunque parezca trivial, hay que recalcar que una buena iluminación es importante, pues los criminales siempre prefieren operar de noche.

Siempre se puede recurrir a especialistas en la materia para obtener asesoría y así poder partir de vacaciones en completa tranquilidad.