Postres frescos para el verano en familia

0
137

En verano la dinámica del hogar cambia: en los días de merecido descanso nadie quiere cocinar recetas complicadas que requieran muchos ingredientes, es mejor evitar encender el horno por el calor que hace, pero sobre todo se buscan soluciones rápidas para poder responder a visitas inesperadas o liberarse algunas horas antes y poder salir a dar un paseo. Aunque es posible recurrir a los típicos helados y gelatinas para darle un toque dulce a las comidas, las ideas aquí presentadas representan excelentes opciones de postres frescos para el verano y pueden conservarse en el refrigerador o el congelador si no se consumen por completo en una sola oportunidad.

Panna cotta

La panna cotta es un dulce típico del Piamonte italiano ahora difundido a nivel internacional. Se trata de una especie de flan con una consistencia más gelatinosa y con mayor contenido de leche. Se cocina, pero se sirve fría y lo mejor de todo es que se puede servir con una diversidad de sabores que la hacen una opción muy versátil: fresas, moras, migas de galletas, nueces, chocolate y naranja, limón… en este sentido, ¡la creatividad es el límite!

Tiramisú

El norte de Italia ofrece varias opciones de postres frescos, entre los cuales se encuentra esta deliciosa opción de consistencia cremosa. Aunque existen diferentes recetas para prepararlo, en general se hace con savoiardi –un tipo de galletas italianas- bañados en café, cubiertos por una capa de crema a base de queso mascarpone, huevos y azúcar, y cacao espolvoreado encima. Se puede servir en platos o en vasos estilizados que dejen entrever las varias capas.

Torta Milhojas

Se trata de un dulce de origen francés que contiene merengue o crema pastelera entre capas de hojaldre, cuya superficie se espolvorea con azúcar glas. Es un postre fresco, aunque existen muchas variantes. Por ejemplo, en América Latina se sustituye la crema pastelera con dulce de leche, y en otros lugares es posible encontrar incluso variantes saladas.

Ensalada de frutas

La ensalada de frutas siempre es una excelente alternativa. Se deben combinar sabores dulces y ácidos, aprovechando las frutas de la estación, y agregar algún jugo cítrico o licor para darle un mejor sabor. Lo mejor de este postre es que se puede combinar con helados y yogures fríos al gusto de cada quien.