¡Oppo llega a España!

0
402

Hace algunas semanas, Oppo, fabricante chino de smartphones, realizó su evento de presentación oficial en el mercado europeo. El escenario elegido fue el mismísimo Museo del Louvre, en París, en una gala en la que fue presentado el Oppo Find X y se confirmó la entrada de la marca en diversos países del mercado europeo: Italia, Holanda, Francia y España, que está siendo mira para diferentes actores en el sector de la tecnología. A pesar de tener más de una década de historia en el sector es ahora cuando han decidido expandirse, y han hablado también del mercado estadounidense a futuro.

La cámara que aparece solo cuando debe ser usada

El Oppo Find X aparentemente luce como una pantalla lisa sin orificios ni pestañas, de bordes reducidos a la mínima expresión. Sin embargo, basta activar la app de la cámara para que la estructura deslizante se active y las deje ver, de modo que los usuarios puedan “disfrutar de la mejor experiencia fotográfica” en ambas cámaras. Se trata de un mecanismo que podrá resistir hasta 300.000 usos sin deteriorarse y que puede detectar las caídas accidentales y ocultar las cámaras a tiempo para que no se deterioren por el impacto.

La cámara frontal es de 25 megapíxeles y permite realizar selfies inteligentes gracias a su reconocimiento facial en 3D que le permite reconocer las características faciales y hacer sugerencias para mejorar el aspecto y aprovechar mejor la iluminación del ambiente para resaltar el rostro. Las cámaras posteriores son de 16 MP y 20 MP.

No solo selfies…

La serie Find de Oppo posee un diseño artístico que ofrece al consumidor un alto rendimiento también en términos de tecnología. Por ejemplo, el reconocimiento facial 3D sustituye al sistema de reconocimiento de huellas digitales para la seguridad del dispositivo. Esto no solo hace que el desbloqueo sea más seguro –la probabilidad de fallos en el reconocimiento facial es inferior- sino que también hace que los pagos móviles sean más seguros al integrarse con estas apps.

A futuro

Oppo posee apenas una oficina comercial en España y aún no tienen tiendas propias para enfrentarse a los gigantes de la industria, pero los planes de expansión, así como el futuro desarrollo de su primer smartphone plegable usando airbags, hablan de que la marca ha llegado para quedarse.