Huevo de Pascua: origen e ideas originales para mantener esta tradición

0
24

Todos se unen a la tradición de regalar y comer el llamado huevo de Pascua, sin embargo, no todos conocen su origen. Son variadas las opiniones al respecto. Por un lado, hay quienes piensan que la idea del huevo de Pascua, proviene de las civilizaciones antiguas de Grecia, Egipto, China y hasta algunas localidades americanas. Dentro de sus creencias estaba la de pensar que los huevos eran símbolo de vida y fertilidad, por lo que, los decoraban e intercambiaban. Sobre todo, luego de la dura época de invierno, los preparaban para dar paso a la primavera. Por otro lado, se habla de la versión cristiana, donde se dice que en los días de cuaresma se prohibía comer huevos. Por lo que, las personas aprovechaban esos días para preparar el huevo de Pascua decorado y compartirlo después de la resurrección.

El conejo y el huevo de Pascua

Para celebrar la tradición de regalar los huevos de Pascua, se ha unido el conejo de Pascua, que, según se acostumbra en los Estados Unidos, Europa e Inglaterra, es quien se encarga de traer los huevos y esconderlos para que los niños se diviertan buscándolos. Tanto los huevos como el conejo, simbolizan el renacer de la vida y la fertilidad.

Con el paso del tiempo, para mantener todas esas tradiciones, los huevos de Pascua se convirtieron en comerciales, y comenzaron a brotar diversas ideas. Aparecieron los huevos de chocolate en diferentes versiones, como huevo de Pascua relleno, huevo de Pascua decorado o huevo de Pascua gigante.

Huevo de Pascua relleno

Normalmente encuentras el huevo de Pascua relleno, ya sea con ricos dulces para comer o con lindos regalitos pequeños que encantan a los más pequeños. Entre las ideas de relleno puedes encontrar: pelotas, carritos, calcomanías, borradores, globos, monedas, galletas, nueces, entre muchos otros.

Diseños, sabores y tamaños variados

Además de variados rellenos, puedes encontrar el huevo de Pascua decorado, con los más hermosos diseños que llaman la atención de los más consentidos. Y, nada más llamativo que un huevo de Pascua gigante, para esas personitas que esperan con gran emoción la época de Pascua. Para toda la familia y, en especial para los niños es una época perfecta para disfrutar de la diversión que proporciona jugar a encontrar los huevos, así como, saborear los diversos sabores y golosinas que acompañan los huevos de pascua, propios de la festividad.

Pero no solo los niños esperan el huevo de Pascua, también puedes sorprender gratamente a tus seres queridos, con un hermoso huevo de Pascua decorado y acompañado de un tierno peluche. Y, si es un huevo de Pascua gigante, mucho mejor.