Flamenco: accesorios para lucir elegante

0
50

El flamenco es un género musical español de fama internacional. De hecho, se trata de una afición muy difundida en España, pero también en otros países. Chile, México, Panamá, Venezuela y Puerto Rico tiene numerosas academias, por ejemplo. Tiene su origen en la región de Andalucía, caracterizada por su mestizaje cultural. Coexistían los oriundos, junto a musulmanes, gitanos y judíos, por lo que es difícil atribuirle un origen preciso a este famoso baile.

Pero la tradición va más allá del baile. Incluye el canto, la ejecución instrumental y, por supuesto, toda una vestimenta específica muy bien definida. Es especialmente llamativo en el caso de las mujeres. Por esto, aquí en Tragones os dejamos algunos apuntes a tener en cuenta a la hora de comprar vuestros indumentos.

Vestido de flamenco vs. Falda de flamenco

El traje de flamenca tiene dos variantes. O se utiliza un vestido de flamenco, entero, ceñido al cuerpo, con escote y volantes en la falda, o se opta por un traje en dos partes: un body y una falda de flamenco. Anteriormente, el traje de flamenca incluía enaguas para darle volumen a la falda, pero es un elemento que ya no existe en trajes modernos.

En general, el vestido de flamenco es utilizado para las presentaciones y actos culturales. Mientras que la variante del body y la falda de flamenco es más para uso didáctico en las academias o competencias. Normalmente ambas cosas están hechas de algodón, organdí, gasas y encajes, pues brindan comodidad y libertad de movimiento a las bailarinas.

Zapatos de flamenco

El traje de flamenca debe ir complementado con un calzado adecuado. Los zapatos de flamenco deben tener tacón, pero no uno demasiado alto y preferiblemente de base ancha para brindar una mayor comodidad y poderlos usar en las ferias o eventos por un mayor tiempo. Deben ser ceñidos y con trabillas, pues así, los movimientos del pie serán más firmes como el baile requiere.

Otros accesorios

Para completar la imagen de la flamenca tradicional hay que añadir accesorios decorativos: recoger el cabello con un moño adornado con una bella peineta o con alguna flor; y pulseras, pendientes y collares de grandes cuentas y colores llamativos. El maquillaje tampoco debe descuidarse, pues la perfecta combinación de todos estos elementos dará como resultado una imagen espléndida en la presentación. Luego, de acuerdo a los requerimientos, se pueden usar abanicos o castañuelas.