E-bike o bicicleta eléctrica

0
54

En los últimos tiempos se ha hecho muy habitual el uso de las bicicletas eléctricas. Sobre todo, en las grandes ciudades se han convertido en una innovadora tendencia. Esta es una de las nuevas tecnologías asociada a la categoría de bicicletas. Por otro lado, por su comodidad se están convirtiendo en sustitutas de las bicicletas tradicionales. No solo en la vida cotidiana, sino a nivel de competiciones, pues ya existe una competencia internacional de e-bike, en la categoría de bicicletas eléctricas montañeras.

Son conocidas con diversos términos, pueden llamarse pedelec, e-bike, bicileta eléctrica o bicicleta asistida. Sin embargo, existen algunas diferencias que dependen del funcionamiento de la bicicleta. En realidad, existen dos tipos, las bicicletas eléctricas y las pedelec.

Cómo funciona una bicicleta eléctrica

Lo primero que debes saber, es que funciona con una batería que surte de energía una fuente de alimentación, cuyo tiempo de vida depende del tipo de batería, así como del uso y mantenimiento que se le dé. Este es el componente más costoso, por lo tanto, debes tratar de que te dure la mayor cantidad de tiempo posible. Su vida útil se mide en ciclos que van desde los 600 hasta los 1000, dependiendo del modelo y marca.

Respecto a su uso, existen dos tipos:  las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido, que requieren del movimiento de los pedales para activar dicha asistencia. El otro tipo, son las de asistencia de motor, con las que es posible circular sin el uso de los pedales, es suficiente girar el acelerador para que se active la asistencia.

Según la ley que regula los vehículos de motor de dos y tres ruedas, las bicicletas eléctricas que alcanzan una alta velocidad y potencia, mayores a los 25 km/h y 0,25 kilovatios, respectivamente, son consideras e-bikes. Cuando están por debajo de estos valores, estamos hablando de los pedelecs.

Consejos para conservar la batería de una bicicleta eléctrica

  • Es muy importante usar el cargador adecuado, que sea el original o al menos de la misma marca, para no dañar la batería y restarle vida útil.
  • Una vez esté cargada la batería al 100%, desconéctala para evitar sobrecargas.
  • En la medida de lo posible, estaciona la bicicleta en la sombra. De este modo, no se expondrá directamente al sol, lo que beneficia la vida útil de la batería.
  • Ya sea que uses continuamente tu bicicleta o no, realiza un proceso de carga y descarga al menos cada dos meses. Solo cuando realices este siclo, puedes descargar completamente la batería, de lo contrario no debe descargarse más del 70%.
  • Si no la vas a usar por algún tiempo, asegúrate de dejarla con una carga de un 60%.