Coleccionismo: Consejos para iniciarse

0
113

Los hobbies son aficiones a través de las cuales puedes mostrar aspectos interesantes de tu personalidad, que en algunas situaciones te pueden hacer sobresalir de los demás, incluso al momento de solicitar empleo. También son una excelente forma de aprovechar el tiempo de ocio o en circunstancias que te impiden realizar tus actividades normales. El coleccionismo es uno de esos hobbies que pueden ayudarte a explorar tus pasiones y gustos y puede contribuir a que te conviertas en una persona más metódica y perseverante. Además te ayudará a reforzar esas cualidades de observador, detallista y apasionado por la búsqueda y la investigación, así como promueve el mejoramiento de la capacidad de ser paciente.

Diversos tipos de coleccionismo

Este tipo de hobbie consiste en agrupar de forma organizada objetos que corresponden a una determinada categoría y entre las principales tenemos: la Filatelia, que consiste en el coleccionismo de sobres, sellos, estampillas, postales y cualquier tipo de documento postal; el Arte, es una de las clases más habituales y se basa en la colección de esculturas y pinturas pricipalmente; la Numismática, se refiere a la colección de monedas, ya sean las de tu propio país, las de otros países o de diferentes épocas; colección de Antigüedades, esta es una de las categorías más extensa, ya que puede estar compuesta por cualquier tipo de objeto artístico que por su procedencia y la época  cuenta con un importante valor; otro tipo es la Bibliofilia, en este rubro el tema son los libros, tanto modernos como clásicos.

Algunos consejos para desarrollar la pasión por el coleccionismo

Si eres una persona ordenada, cuidadosa y tienes una gran pasión por la búsqueda y conservación de objetos, puedes ser un potencial aficionado al coleccionismo.

Lo primero que debes determinar es el tipo de objeto que deseas coleccionar, dependiendo del interés y satisfacción que te brinden. También es importante resaltar que para coleccionar no tienes que gastar grandes cantidades de dinero, en algunos casos, ni siquiera es necesario, pueden ser objetos tan interesantes que representan más un valor sentimental que económico, como es es el caso de conchas marinas, fotografías, folletos de viajes, sobres, etc. Por supuesto, existen otros tipos de objetos con precios intermedios y los de costos más elevados, como los elaborados en oro y plata.

Existen otros requerimientos al momento de iniciar con una colección, como la legalidad, debes informarte sobre los tipos de objetos que no están permitidos por la ley para dedicarte al coleccionismo de los mismos. Por otro lado, si no se trata de objetos sencillos de interés netamente sentimental, es importante tener algún conocimiento sobre las piezas que se desean agrupar para lograr ejecutar una excelente colección.