Archivadores de oficina para quien trabaja desde casa

0
353

Es común que las empresas, incluso pequeñas y medianas, tengan que lidiar con muchos documentos. Permisos de ejercicio, planillas, comprobantes de operaciones, facturas, declaraciones de impuestos… parecieran ser infinitos. Existen muchas aplicaciones para digitalizar documentos que pueden ahorrar mucho espacio físico, aprovechando los avances de la tecnología, pero los archivadores de oficina siguen siendo una necesidad.

Los archivadores de oficina se utilizan para almacenar documentos, clasificadores, carpetas, material confidencial e incluso soportes digitales como los discos duros. Permiten tener la información ordenada en una estructura que se puede adaptar perfectamente al espacio disponible. Esto es particularmente importante para quien ha decidido trabajar desde casa. En general, los trabajadores autónomos cuentan con un espacio reducido en su propio hogar y necesitan buena organización y eficacia.

Tipos de archivadores de oficina

Conviene revisar cuáles son los distintos tipos de archivadores de oficina para tomar la mejor decisión. Deben satisfacer las propias exigencias en términos de estructura física, materiales, aspecto estético y funcionalidad.

Archivadores de oficina de 2 puertas con llave

Son verticales y tienen dos puertas grandes que pueden cerrarse con llave, en caso de necesitar seguridad. Pueden tener varios niveles regulables en su interior. Así, se pueden tener a la altura de la vista los proyectos en curso y los más recientes, y quizás distribuir los proyectos u órdenes históricas en los niveles inferiores.

Archivadores de oficina con puertas corredizas

Pueden ser verticales u horizontales, con cerradura o sin ella, en función de la confidencialidad necesaria. Pueden ser la mejor opción para quien ha decidido trabajar desde casa por el poco espacio que ocupan. el espacio que necesitan es muy poco, pues no tienen puertas que se abren hacia el exterior de la estructura.

Archivadores de oficina con cajones

También hay muchos archivadores de oficina que además de puertas y varios niveles, tienen cajones. Cuando se tienen que conservar discos duros, o documentos más pequeños de lo habitual que podrían perderse en las carpetas tradicionales, los cajones son muy cómodos.

Archivadores de oficina sin puertas

Son la mejor opción cuando la estética es importante y se adquieren accesorios como cajoneras, carpetas colgantes y clasificadores a juego. Los archivadores de oficina se convierten entonces en elementos versátiles y agradables a la vista dentro de la decoración de la habitación.

Otros aspectos a considerar

Se debe tomar en cuenta también que son piezas que requieren una inversión inicial y prácticamente única, pues se amortizará en el futuro. Son resistentes y permiten gestionar de forma eficaz todo el espacio disponible, manteniendo todos los documentos en orden.