Beneficios del jamón para la salud

0
482

El jamón es uno de los productos bandera de la gastronomía española. Se trata de un producto elaborado con la carne de las extremidades posteriores del cerdo a través de procesos de salado y curado-maduración. Existen diferentes tipos en función de la raza del animal y del proceso de fabricación, pero en general el jamón es una excelente fuente de proteínas, con un bajo contenido en grasas –que en su mayoría son buenas para el organismo- y no contiene carbohidratos, por lo que su aporte calórico no es demasiado alto.

Destaca también su contenido en vitaminas (especialmente las del grupo B) y minerales como el hierro de alta biodisponibilidad, zinc, potasio, calcio y fósforo, en proporciones acorde con las ingestas diarias recomendadas. Todos estos datos dejan claro que el jamón debería ser un alimento presente en la propia dieta, pasemos a ver cuáles son sus beneficios en el detalle.

Un aliado para una buena alimentación

El contenido en grasas del jamón es principalmente aceite natural, similar al aceite de oliva, por lo que es considerado un alimento saludable para el sistema cardiovascular. Su contenido de ácido oleico hace que sea útil en la regulación de los niveles de colesterol malo (LDL) y colesterol bueno (HDL), así como en la prevención de la arterioesclerosis.

Gracias a su alto contenido en proteínas de alto valor biológico, minerales y vitaminas puede ser de ayuda para prevenir o lidiar con otras condiciones. Por ejemplo, la vitamina B1 ayuda a lidiar con el estrés y la ansiedad, además de estar recomendada para períodos de lactancia o convalecencia, dado que son momentos en los que el contenido de esta vitamina en el cuerpo se reduce.

Por otro lado, su contenido en hierro convierte al jamón en el alimento perfecto para prevenir la osteoporosis, especialmente en períodos de la vida en los que hay que protegerse de la pérdida de masa ósea y el desgaste natural por la vejez. Si se incorpora en la dieta de las etapas tempranas de la vida, puede ayudar a reducir la incidencia de estas condiciones en la edad adulta.